¿De qué forma podemos decorar baños antiguos sin obra? Descubre todo cuanto puedes hacer. | Stillö

Ideas con STILLÖ

¿De qué forma podemos decorar baños antiguos sin obra? Descubre todo cuanto puedes hacer.

Algunos baños asemejan no pasar nunca de tendencia, con sus colores tradicionales, sus líneas limpias y sus accesorios atemporales. Entonces está el otro tipo: los baños antiguos que desafían a los ojos con sus azulejos de color menta, rosa, aguamarina o frambuesa y sus accesorios a juego. Si tienes un baño viejo que estimas que está trasnochado, ¡no lo abandones todavía!

Arregla tu baño obsoleto sin concretar hacer obra.

Hay múltiples formas de arreglarlo sin precisar renovarlo, en ocasiones los detalles y la decoración pueden marcar la diferencia en la habitabilidad de un baño viejo vintage. Acá tienes nueve trucos útiles.

Actualiza los accesorios.

En general, un lavabo de pedestal en un baño viejo proseguirá en buen estado tras décadas de empleo, más un grifo que gotea y unos apliques trasnochados deberán ser reemplazados. El estilo de estos dos elementos puede convertir tu baño y no implica mudar el azulejo en lo más mínimo. Si se trata de una bañera de color, considera la posibilidad de envolverla. Puedes pintar las paredes, el botiquín de color blanco y dejar que el tono del azulejo hable por sí solo. Con un fondo más limpio, tu azulejo de color podría ser un nuevo preferido.

Apuesta por las obras de arte.

Otro elemento que ayuda a mitigar el tono de los azulejos de un baño viejo son las obras de arte. Emplea lo que cuelga en las paredes y la decoración a favor suyo. Normalmente, solo hay espacio para una o 2 piezas de decoración en un baño pequeño, con que concéntrate en tirar del color de los azulejos como un color menor. Esto quiere decir que el resto del arte puede ser algo que te guste y puede presentar más de tus colores preferidos, con solo ese toque de verde azulado, rosa, melocotón o bien lo que sea haya en tu baño vintage, el arte seguirá conectando con el espacio. Emplea un marco metálico o bien de madera, así habrá un color menor que incluir en tu diseño. Acuérdate que un mueble de un baño viejo puede ser una reliquia, puedes estimar restaurarlo.

Pinta los azulejos.

No va a durar tanto como reemplazar los azulejos, más si realmente no aguantas el tono de los azulejos existentes, puedes pintarlos. Precisarás una buena imprimación y deberás revisar los materiales que piensas emplear y las condiciones concretas de tu pared. Si no deseas pintarlos todos, es suficiente con pintar los azulejos de acento, como la corona, en un color que contraste.

Dale vida.

Para renovar tu viejo baño, siempre y en toda circunstancia y en todo instante puedes agregar papel pintado ameno, cortinas, una lámpara de techo y puertas de tocador pintadas para hacer de tu baño tu sitio de exposición. Los baños son el sitio idóneo para probar una decoración un tanto más peligrosa o amena de la que estarías presto a aplicar, por poner un ejemplo, en tu salón.

Trabaja con esto.

A veces, las combinaciones de colores de los azulejos de los baños antiguos pueden ser intensas, más puedes trabajar con esto y darle vida a las cosas encontrando formas de poner ese color. Incorporar una tela de cortina que sea coherente con el tono de los azulejos va a marcar la diferencia, añadiendo interés al baño. O bien, en vez de cortinas, halla una cortina de ducha que tenga un enorme impacto. Las toallas blancas ayudan a mantener la calma y aportan el tono de la pared al campo de los azulejos. Para dar un nuevo aspecto a tu viejo baño, todo depende de la decoración y los accesorios.

Crea una distracción.

Los papeles pintados son una buena forma de anular el tono de los azulejos, tanto que pueden ser dramáticamente oscuros contra los azulejos claros y a la inversa para desviar la atención de estos. Los motivos en el papel pintado también pueden agregar algo de interés para sostener el ojo en movimiento por el espacio. El papel pintado puede tener tantos colores y motivos como desees, no tiene por qué ser gris u otro neutro.

Hazlo funcional.

Los baños antiguos no acostumbran a tener muchos toalleros o ganchos. Si añades un toallero colgado en la pared sobre la losa, sostendrás el espacio más abierto y darás una buena cantidad de almacenaje. Los estantes de cristal son otra alternativa para mantener organizados los cepillos dentales, los bastoncillos de algodón y otros artículos precisos. Aun los contenedores que escojas pueden agregar personalidad, un tanto de distracción útil y un nivel de cohesión a tu baño.

Mudar la iluminación para reformar el baño.

Mudar la iluminación para reformar un baño viejo es una opción alternativa tanto práctica como ornamental, tanto que, incluir una lámpara de techo que pueda dirigirse en diferentes direcciones te dará una mejor iluminación, al tiempo que puedes hacer que las lámparas combinen con el resto de decoraciones y accesorios de tu baño. Además puedes añadir ciertas tiras de led en torno a tu espejo, para otorgar un bonito efecto de luz.

Emplea vinilos.

Puedes envolver las paredes de tu viejo baño con losetas de vinilo, son simples de instalar y dan un nuevo aspecto a cualquier pared que tengas en tu baño. Elige un azulejo de vinilo que combine bien con todos los elementos de decoración y el mobiliario. Asimismo puedes mudar el suelo con losas de vinilo e incluso puedes incorporar elementos ornamentales de vinilo en las puertas de la ducha, por servirnos de un ejemplo. Estos cambios de imagen dan un toque personal a tu baño.

Como hemos visto, no resulta necesario hacer una obra para ver esenciales cambios, en los pequeños detalles están las esenciales diferencias. Puedes ver más consejos sobre cómo tener decorado tu baño en nuestro blog y acceder a la sección de complementos para encontrar tu decoración ideal.