Espejo, espejito...pero bien iluminado | Stillö

Ideas con STILLÖ

Espejo, espejito...pero bien iluminado

Si hay un elemento que le da personalidad a un baño ese es el espejo. Además de ser un elemento decorativo, multiplicar la luz y la sensación de amplitud en espacios pequeños, los espejos son un ingrediente indispensable para nuestro aseo diario. Sin duda son un compañero diario y un elemento que no puede faltar en nuestro cuarto de baño. Elegir un espejo adecuado a nuestro baño es quizá una de las grandes decisiones a la hora de decorar este espacio. Su forma, dónde lo colocamos y a qué distancia del lavabo y otros elementos, su propio estilo y ...por supuesto: la iluminación.

Además de una luminaria central en el cuarto de baño, es indispensable contar con una iluminación específica para la zona del espejo-lavabo. Un espejo mal iluminado no cumplirá con la función para la cual está diseñado. Si no refleja la luz adecuadamente o bien la zona a su alrededor no está iluminada correctamente, nuestra sensación al vernos en él no será la apropiada. Se crearán sombras y destellos que dificultarán acciones tan cotidianas como maquillarse o afeitarse. Por ello, debemos estudiar con detenimiento el espacio con el que contamos para instalar nuestro espejo ya que debe ser capaz de reflejar la parte superior del torso y la cabeza de la persona que se ponga enfrente. A partir de ahí pensaremos en al altura y disposición y en cómo estará iluminado. Podemos optar por elegir:

mueble baño blanco

  • Iluminación integrada en el espejo. Los espejos con iluminación integrada llegaron hace unos años para quedarse y son muchas personas las que han optado por ellos. Estos espejos solucionan los problemas de iluminación frontal que podemos tener al colocar apliques externos. Al salir directamente del espejo, se eliminan las sombras totalmente, lo que es ideal para el maquillaje, aseo personal o afeitado. Normalmente estos espejos, presentan diseños modernos y minimalistas que ofrecen una luz totalmente limpia. Suelen utilizar fluorescentes y últimamente prácticamente todos incorporan luces led. Son sistemas que duran mucho más que los halógenos además de conseguir un mayor ahorro en consumo. El precio de los espejos que integran la iluminación es más elevado precisamente por llevar sistemas mucho más eficientes, durables y complejos ya que en ocasiones ni siquiera se pueden sustituir. En todo caso debes de hacer números frente a la opción de instalar apliques porque la integración es el todo en uno.aplique baño

 

  • Iluminación externa al espejo. Apliques, focos y otros elementos. Si los espejos con iluminación integrada no te encajan; por diseño, por precio o simplemente por gusto, tu opción son los apliques. Los apliques pueden colocarse sobre el espejo o bien anclados a la pared, a ambos lados del espejo. Son también una buena opción siempre y cuando su calidad, características y colocación sean las adecuadas. No deben de generar sombras sobre el espejo que dificulten la visión y tareas tan precisas como maquillarte los ojos. Existen tantos apliques como ideas para el baño. Infinidad de propuestas, unas más atrevidas, otras tradicionales, vintage, industriales, minimalistas, románticas.... y multiplicadas por el tipo de iluminación; led, halógenos... Ten en cuenta que puedes elegir que sean orientables, como los focos para que puedas orientar su luz hacia donde quieras, ajustándolas a tus necesidades. Por último y aunque el diseño muchas veces manda, recuerda por seguridad y durabilidad, elegir elementos pensados y diseñados para el cuarto de baño o, al menos, resistentes a la humedad.

En todo caso la mayoría de los baños combina varias opciones para conseguir una iluminación en función de nuestras necesidades. Es común una línea de focos encastrados en el techo y combinarla con apliques o con un espejo con iluminación integrada. Se suelen combinar luces directas e indirectas y eliminar totalmente las sombras del rostro además de crear varios efectos más o menos cálidos en la iluminación. Múltiples y variadas opciones para lograr que podamos asearnos y prepararnos en nuestro baño y podamos lucir como nunca.