Electricidad y baño; normas básicas de seguridad | Stillö

Ideas con STILLÖ

Electricidad y baño; normas básicas de seguridad

La instalación eléctrica en el cuarto de baño es indispensable tanto para la propia iluminación de la estancia como para la conexión de aparatos eléctricos que tengamos que utilizar como secadores, cepillos o radiadores eléctricos, etc. La seguridad debe de extremarse para evitar accidentes siguiendo siempre las normativa vigente que establece los requisitos y exigencias que eviten descargas y cortocircuitos.

El Reglamento electrotécnico para baja tensión (también conocido por sus siglas REBT) es la referencia legal en este aspecto y establece "el marco de las condiciones técnicas y garantías que deben reunir las instalaciones eléctricas conectadas a una fuente de suministro en los límites de baja tensión, con la finalidad de preservar la seguridad de las personas y los bienes, asegurar el normal funcionamiento de dichas instalaciones y prevenir las perturbaciones en otras instalaciones y servicios, y contribuir a la fiabilidad técnica y a la eficiencia económica de las instalaciones." Dentro de esta normativa se especifican las normas que los electricistas deben de seguir a la hora de realizar una instalación en el cuarto de baño. Siempre te recomendamos que te dejes asesorar por un profesional pero, en este caso, todavía es más importante hacerlo porque una instalación segura es requisito fundamental en un cuarto de baño. De hecho el Reglamento establece que estas instalaciones deben de ser realizadas “únicamente” por instaladores autorizados.

instalacion electricidad bañoEl cuarto de baño acumula mucha humedad y vapor de agua y eso implica un mayor riesgo de accidente eléctrico. El REBT describe el grado de protección, tipos de cable, mecanismos como enchufes o interruptores, así como aparatos que se pueden utilizar o no en la estancia. En primer lugar fija dos volúmenes o espacios concretos para actuar a la hora de realizar la instalación:

  • Volumen de prohibición. Es la zona que rodea a la bañera o la ducha. Tiene tanta anchura como éstas y ocupa el plano vertical que va desde su base hasta una altura de 2,25 metros. En esta zona no se pueden instalar enchufes, interruptores o aparatos de iluminación.
  • Volumen de protección. Es el espacio que rodea a la zona de prohibición. Tiene una anchura de 1 metro y una altura de 2,25 metros. En él no se permiten interruptores, pero sí se pueden instalar tomas de corriente de seguridad o protegidas por diferenciales.

Para entendernos, están prohibidos enchufes, interruptores y aparatos de iluminación que se encuentren a menos de 2,25 metros de altura desde la bañera o ducha y a menos de 1 metro alrededor de ambas (si no se trata de enchufes protegidos). El resto del baño, fuera de esos "volúmenes" es considerado como "zona exterior".  Tanto en la instalación como en el uso de la estancia hay que tener en cuenta varios puntos:

  • Un electricista acreditado conoce perfectamente la normativa y utilizará componentes eléctricos especialmente adaptados para los cuartos de baño que soportan mejor la humedad o posibles salpicaduras. Dejarse asesorar por él y confiar la instalación a un profesional es obligatorio.
  • Todos los enchufes deben de tener toma de tierra y por razones de seguridad no se aconseja ponerlos cerca del suelo, a diferencia del resto de la vivienda. Con uno o dos, a la altura de nuestra cara y cerca del espejo o lavabo será suficiente. Ten en cuenta que sólo los utilizarás para conectar por un tiempo limitado cepillos eléctricos, secadores u otros aparatos.
  • Hay que intentar limitar los interruptores y con uno a la entrada del baño situado a unos 1,10 metros del suelo será suficiente. Si tenemos una luz auxiliar se puede situar junto a los enchufes al lado del espejo.
  • En la medida de lo posible no introducir en el baño electrodomésticos con partes metálicas ya que, si se tocan con las manos húmedas o mojadas y no están bien aislados, se puede porducir una descarga o cortocircuito.
  • Existen diversos elementos prohibidos en el cuarto de baño como los cuadros eléctricos, que se suelen instalar en el hall de la casa pero nunca en el aseo.
  • No se deben acercar a las bañeras o duchas aparatos de radio o similares. De este modo se evitan cortocircuitos por salpicaduras.
  • Si tenemos que instalar el termo o calentador en el cuarto de baño siempre debe de situarse fuera del volumen de prohibición.

Siguiendo los consejos de un profesional, que utilizará componentes de calidad y realizará una instalación ajustada a normativa, estudiando previamente qué uso de la electricidad vamos a hacer y tomando siempre las precauciones en su uso, conseguiremos que nuestro baño sea un espacio seguro.