Cuatro claves para elegir la mampara perfecta | Stillö

Ideas con STILLÖ

Cuatro claves para elegir la mampara perfecta

Las duchas han ido ganando terreno a las bañeras en los últmos años en el cuarto de baño. Y si hablamos de duchas, las mamparas son un elemento indispensable. Te damos las claves más importantes para elegir "tu mampara perfecta".

  • Comodidad. A la hora de elegir una mampara el primer condicionante es el espacio que contamos en el baño. Lo más importante es dejarse asesorar por un profesional que nos indicará cuáles son las opciones con las que contamos. Existen cientos de medidas y propuestas y, aunque algunas de ellas sean "de revista y nos parezcan fantásticas", lamentablemente puede que su colocación sea inviable. Lo primero que escojeremos es el tipo de apertura que queremos para la mampara, teniendo en cuenta, la medida con la que contamos. También estudiaremos nuestras necesidades; quién va a usar la ducha (personas mayores, niños...), su capacidad de movimiento y acceso, nivel de uso (moderado, intensivo, puntual...). Por apertura las mamparas se clasifican en fijas, correderas, plegables o abatibles. Las dos primeras son más indicadas para baños más amplios aunque existen modelos de todo tipo. La fija permite un acceso mucho más cómodo pero requiere de un espacio mínimo que en muchas ocasiones no disponemos. Las plegables requieren de menor espacio pero su accesibidad en más limitada. Deberemos, por tanto, sopesar las diferentes opciones de apertura buscando siempre la mayor comodidad para el usuario dentro de las limitaciones de espacio. Para que te hagas una idea de todos los tipos que existen, Stillö cuenta con todo tipo de mamparas que se ajustan a cada necesidad. Pulsa aquí para ver las opciones.

 

  • Diseño. Otro de los factores importantes es la estética. Queremos una mampara cómoda y de fácil acceso pero también que sea de nuestro gusto y que se integre en el conjunto del cuarto de baño. Para darle un toque personal se pueden personalizar los vidrios con diferentes decorados para ofrecer intimidad a la ducha y realzar el conjunto estético. Otro elemento personalizable son los pomos o tiradores de la mampara, donde podremos elegir diferentes diseños y acabados, teniendo en cuenta siempre que guarden una coherencia con la estética de la grifería, armarios...  

 

  • Limpieza. A menudo uno de los caballos de batalla de las mamparas es la limpieza. Los grandes enemigos de las mamparas de baño son fundamentalmente la cal y la humedad. La cal depende del tipo de agua de la zona en donde residas. A mayor cantidad de cal, más complicada será la limpieza. A la hora de elegir mampara te recomendamos que optes por mamparas de calidad, con cristales especiales antical, mucho más fáciles de limpiar y mantener. Además la perfilería es otro de los puntos que tienes que tener en cuenta. A mayor cantidad de perfiles, más complicado será el mantenimiento. También tenes que fijarte en los elementos de liberación de la mampara. Stillö por ejemplo cuenta con unos sistemas exclusivos que facilitan la limpieza.

  • Durabilidad. Que nuestra mampara dure muchos años en perfecto estado depende de una buena limpieza y mantenimiento pero, sobre todo, de que sea de calidad y esté construida con piezas de calidad que garanticen un uso intensivo durante mucho tiempo. Perfiles de calidad, cristales especiales o sistemas de apertura que eviten el roce y desgaste de las gomas y rodamientos son fundamentales para conseguir que nuestra mampara luzca perfecta y cumpla su función por un largo periodo.

 

Si tienes que instalar una mampara recuerda estas cuatro claves; comodidad, diseño, limpieza y durabilidad. Un buen equilibrio entre todas hará que encuentes "tu mampara perfecta"