El almacenaje en el cuarto de baño: mobiliario auxiliar y camerinos | Stillö

Ideas con STILLÖ

El almacenaje en el cuarto de baño: mobiliario auxiliar y camerinos

Son muchos los productos de aseo que necesitamos a diario. Y los baños en casa siempre son más pequeños de lo que quisiéramos. Con un poco de ingenio y los muebles adecuados, se puede conseguir que todo esté ordenado y hasta duplicar la capacidad del espacio para poder tener hasta el último detalle en su sitio. En función del espacio del que dispongas y de, si utilizas un mueble bajo el lavabo o no, tendrás que darle vueltas a la cabeza sobre cómo almacenar. Lo primero es tener claro que cosas son las que necesitas tener; aprovecha para quedarte solo con lo imprescindible y caer en la trampa de acumular y convertir tu baño en un bazar con cosas que no utilizas nunca. Una vez que has definido que es lo que tienes que almacenar, estudia tu espacio y busca el equibrio y la practicidad.

Nuestro mayor aliado para guardar todo aquello que necesitamos en nuestro cuarto de baño y tener mayor capacidad de almacenaje es el mueble auxiliar. Existe un amplio abanico de soluciones que se adaptan a tu baño; columnas, semicolumnas, camerinos, muebles de colgar… Las piezas específicas o de diseño a medida muchas veces se nos escapan de precio y tenemos que optar por una opción que ya existe en el mercado. No es problema porque los fabricantes como Stillö nos ofrecen muchas soluciones que se adaptan a tu espacio, con medidas estándar que presentan con múltiples variantes de apertura de puertas para lugares reducidos, altos y anchos diferentes, etc.

Camerinos de baño

A la hora de planificar el almacenaje tienes que discriminar entre los productos de uso diario, otros de uso menos frecuente y aquellos que los usas solo en ocaciones. Es importante optimizar al máximo la zona del lavabo y espejo, elementos que tienen que estar presentes en el baño independientemente de que sean más o menos grandes. Para ello podemos utilizar un camerino de baño. Este tipo de armario auxiliar ocupan muy poco espacio, se pueden utilizar como espejo y además suelen incorporar luz. En el camerino podemos guardar los utensilios pequeños necesarios para el aseo diario: cepillo de dientes, peines, maquinilla de afeitar o maquillaje.

Muebles de columna

Para los productos de uso menos frecuente o, si no optamos por el camerino, puedes elegir un mueble en columna o semicolumna. Están fabricados con materiales que resisten la humedad y son muy útiles para almacenar productos extra o incluso, en función de su tamaño, para guardar toallas. En los muebles de columna existe, como en los camerinos, múltiples opciones; con o sin patas, módulossuspendidos -que facilitan la limpieza-, abiertos, cerrados, de diferentes colores, texturas, medidas... Por supuesto, te recomendamos que los muebles auxiliares sigan el estilo decorativo del baño tanto en color como en materiales. Intenta encontrar el equilibro perfecto entre los elmentos a almacenar y el espacio. Si eliges un mueble con excesivo fondo, el espacio de paso se reducirá mucho y la comodidad para moverte en el cuarto de baño, desaparecerá. Un mueble con poco fondo te pemitirá que el espacio "respire" y almacenar "solo lo que realmente necesitas". Para el interior de cajones y baldas recurre a cajas ,separadores que mantengan "en su sitio" pequeños objetos como cepillos, pinzas, coleteros..

Recuerda, lo más importante ser práctico y pensar en el espacio de paso y, sobre todo, almacenar lo imprescindible y no perder la coherencia estética con el baño.